NIÑOS BAJO EL AMPARO DE DIOS

1200845648_f“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.” (Jeremías 1:5)

Recuerdo cuando estando en un paseo de la iglesia con mis niños pequeños Juanito de 3 meses, Esteban de 2 años, David de 3 años y medio. Estábamos sentados en la orilla de un pequeño riachuelo de no más de 20cm de profundidad con los 2 niños mayores y muchas más personas. Dejamos un minuto a los niños para ir a ver la guagua que dormía en el coche, cuando de repente sentí la urgente necesidad de volver donde estaban mis niños, cuando llegamos Esteban se había resbalado y estaba acostado debajo del agua con los ojos abiertos, nadie se había dado cuenta, mi esposo se metió rápidamente en el agua, lo tomo de la polera, lo saco y mi hijo dio un largo respiro, nos asustamos mucho pero ahí me di cuenta como Dios cuida a los niños. Seguramente usted también tendrá muchas historias de como Dios ha cuidado a los suyos. Los niños están en una etapa de ser inquietos porque les gusta explorar y conocer asumiendo riesgos donde no se dan cuenta de los peligros que los rodea o a los que están expuestos y no siempre como padres nosotros podemos estar presentes para poder cuidarlos.  Pero Dios está siempre presente.

Los niños también están en una etapa de aprender, nosotros como padres tenemos el deber de enseñarles los valores y principios de vida como la bondad, el respeto, la honradez y lo más importante el camino hacia Dios. En este trayecto Dios se preocupa de poner en el corazón de los niños el amor hacia Él y para lograrlo es imprescindible preocuparnos de no faltar a la iglesia para que sepan la importancia que tiene el aprender cada día más de Dios.

Dios nos conoce tan bien ¡imagínese! antes de existir, antes de formarnos en el vientre de nuestra madre. Cuando nacemos ya nos tiene escogidos para ser sus hijos y nos cuida para cumplir sus propósitos, como escogió y cuido a Jeremías para ser un gran profeta en su tiempo así Dios escogió  y cuidara a nuestros hijos para que cumplan el propósito que Dios tiene para ellos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.