CLASE DE DORCAS – Salmo 100

ovejasSalmo 100

Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios;
Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.
Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza;
Alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones.”
Alabanza a Dios:- Es un acto de gratitud por todo lo que Dios hace, porque Él es digno de ella. Alabar a Dios implica un acto de reconocimiento de su grandeza y señorío.

 

En este salmo se manifiesta la necesidad del cristiano de alabar a Dios, demostrar con acciones la gratitud de nuestro corazón por todo lo que Dios es; por todo lo que Él ha hecho, hace y hará cada día por cada uno de nosotros; por el hecho innegable que somos creación suya y por habernos adoptado como hijos suyos a través del sacrificio de Jesucristo en la cruz. Estas acciones se demuestran en:-

 

  1. Cantar a Dios, con alegría. Esta es una forma de adoración a Dios en la cual nosotros tenemos una relación directa con Dios pues al cantar expresamos palabras que contienen sentimientos profundos hacia Dios.
  2. Servir a Dios, con alegría. Esta es una forma de vida, un estilo de vida y de entrega a Dios. Un acto de fe y confianza que se debe reflejar en cada ámbito de nuestra vida y en nuestro caminar diario.
  3. Venir ante su presencia, con regocijo. Es una invitación a presentarnos ante Dios en la oración sabiendo que podemos venir confiadamente, que Él nos va a escuchar y nos concederá lo que pedimos conforme a su voluntad. La oración es permitir que Dios sea parte de nuestra vida y que Él es quien la gobierna.

 

Cuando nos acercamos a Dios para alabarle, Él quiere que sea con alegría; pero cuando estamos atravesando momentos dificultosos, ya sea por enfermedad o problemas esta visión es más difícil de practicar, sin embargo al reflexionar en las bendiciones de Dios y al pensar en su bondad y en su misericordia nuestra actitud siempre va  a ser de regocijo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.