Año nuevo….nuevos sueños y desafíos

 

coaching-escalar-montana-monte-coach-mentoringCuando era niño vivíamos en San Bernardo. En esos años un paseo familiar habitual para nosotros era subir a la punta del cerro, pues desde allí podíamos ver todo “el pueblo” , ubicar nuestro barrio y algunos edificios conocidos.  Era un paseo bonito y agotador sobre todo para mi papa que a menudo en algunos tramos debía subirnos a los más chicos en sus brazos, recuerdo que nos dejaba en un lugar seguro y subía al otro y así con los tres más chicos y mi mama a veces también requería ayuda.

 

A pesar de ser un paseo y de la excitación que como niño sentía de ir de paseo, cuando llegábamos al pie del cerro lo veía tan grande que me perecía prácticamente imposible que pudiéramos llegar allá arriba. A medida que avanzábamos por los senderos y quebradas subíamos lentamente y aunque mirando atrás se veía que habíamos avanzado bastante, parecía  que la cumbre se alejaba un poco más. Cerca del medio día llegábamos a la ansiada cumbre.

 

Estamos empezando el año 2016, para algunos las metas , sueños y desafíos  planteados, tal vez se vena lejanos y complejos de alcanzar o sobrellevar,  como lo era la cumbre del “cerro chena” para mí cuando niño, pero tal vez deberíamos hacer lo que mi padre hacía, buscar el sendero más seguro, atravesar las quebradas  con paso lento pero seguro, afirmarnos de las piedras que se ven más seguras y firmes.

Los sueños y desafíos que se nos presentan no son para amilanarnos, son para sobrellevarlos y vencerlos.  Por complejos que se vea lo que está por delante,  siempre habrán senderos seguros, siempre habrán piedras de apoyo, siempre nuestro padre estará atento a cargarnos cuando ya por nosotros mismos no podamos.

 

Jesús es el camino seguro, Él es a piedra viva, Él es nuestro padre y ayudador.  En este año 2016 emprende  los desafíos y sueños junto a Él l y tal como yo en ¡mi niñez llegaba a la cumbre tu alcanzaras tus sueños y metas  y sorteras los desafíos que la vida  ponga en tu camina. Recuerda  además que tus pastores y demás ancianos de la Iglesia están para ayudarte

Un abrazo y bendiciones

 

 

Juan Guaman Rivas

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.