CLASE DE DORCAS – Colosenses 3:12- 14

vestirseCLASE DE DORCAS
Colosenses 3:12- 14
“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.” 

Vestir:- Cubrir el cuerpo con ropa. Adoptar cierta aptitud para mostrar la identidad de una persona o un estado de ánimo de una persona.

Para confeccionar una prenda de vestir se deben seguir una serie de pasos:- primero tomar las medidas de la persona, luego hacer los moldes, cortar los moldes en la tela, coser la tela, probar la prenda; rectificar las fallas y por ultimo terminar la vestimenta. Es un trabajo arduo que requiere de mucha paciencia. Como hijos de Dios también se requiere de un arduo trabajo para confeccionar el vestido con el cual debemos cubrirnos para llegar a la presencia de Dios. Debemos vestirnos de cualidades o características que nos acerquen cada día más a su divina presencia:-
1.- Vestirnos de entrañable misericordia. Es una cualidad que si está presente en nuestras vidas y vemos a una persona que necesita de nuestra ayuda, no le damos la espalda sino tratamos en la medida que podemos de suplir sus necesidades ya sea espirituales, emocionales o materiales. Misericordia es una inclinación a sentir compasión por los que sufren y ofrecerles ayuda.
2.- Vestirnos de benignidad. Es una cualidad propia fácil de saber si la tenemos, porque deben ser los individuos con los que nos relacionamos a diario quienes digan lo buena persona que podemos ser. No es algo que nosotros mismos declaremos, debe ser otra persona quien lo diga de nosotros. Benignidad es una inclinación o tendencia a hacer el bien o a pensar bien.
3.- Vestirnos de humidad, no en el sentido de ser pobre materialmente sino pensar que siempre va a existir alguien que sea mejor que nosotros. Mejor predicador, mejor corista, mejor cantante en el fondo un mejor cristiano. Ser humilde es una característica propia de los sujetos modestos, que no se sienten más importantes o mejores que los demás, independientemente de cuán lejos hayan llegado en la vida. Lo contrario a humildad es Soberbia, aquella persona que se cree mejor que el resto tiene falta de humildad. Por este motivo debemos tener mucho cuidado de no confundir humildad con pobreza.
4.- Vestirnos de mansedumbre. Esta cualidad es difícil de tener cuando nos encontramos con personas que nos tratan mal en cualquier sentido; pero debemos tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros. Con esto en mente es más fácil adquirir esta cualidad. La mansedumbre se trata de la docilidad y suavidad que se muestra en el carácter o se manifiesta en el trato con otras personas.
5.- Vestirnos de paciencia. . En la práctica es muy difícil adquirir esta cualidad. Que fácil es decir a otros que hay que tener paciencia en las dificultades que se presentan en la vida. Pero cuando somos nosotros o nuestros seres amados quienes están viviendo momentos complejos y están atravesando enfermedades o problemas en los que no se encuentra solución, vestirse de paciencia y esperar en Dios parece tan complicado. En estos momentos es cuando debemos amar a Dios en forma incondicional. Hay que estar realmente confiando en Él que es nuestro refugio más seguro y en sus brazos tiernos nos sostiene en todas nuestras penas. La paciencia es la capacidad de sufrir y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse. Esto muchas veces cuesta hacerlo por lo que se requiere de una decisión de vida personal de no apartarse de Dios bajo ninguna circunstancia.
6.- Vestirnos de perdón, como Cristo nos perdonó. Tal vez una de las cualidades más complicadas de adquirir porque cuando nos ofenden es muy difícil olvidar, tal como cuando pelean 2 niños y al rato están jugando. Dios quiere que nosotros seamos como un niño para entrar al reino de los cielos. Perdonar significa disculpar a alguien que nos ha ofendido o no tener en cuenta su falta. Perdonamos a otros cuando dejamos de guardar resentimiento y no insistimos en pedir una compensación por el daño que nos hayan hecho o por la pérdida que hayamos podido sufrir
7.- Vestirnos de amor, tal como el hilo que mantiene unidas todas las partes de una prenda así también el amor es el vínculo que mantiene unido todas estas características que deben estar presentes en nuestras vidas. El amor es un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona a la que se le desea todo lo bueno. El amor nos permite ponernos en el lugar del otro y nos permite sentir una compasión emocional que nos motiva a actuar para el bienestar del otro.

Al terminar de confeccionar una vestimenta no puede faltarle una parte, a un vestido que lleva mangas no puede faltarle una manga, un pantalón no puede tener un pierna más corta que otra. Así también no puede faltar alguna de estas cualidades en nuestras vidas porque estaríamos incompletos. Cuando Dios habla de escogidos se refiere a personas que han aceptado que la muerte de Jesús en la cruz fue por ellos, como consecuencia de esta realidad han decidido rendir su vida a Dios y amarle por sobre toda dificultad que en el camino de la vida se les pueda presentar. El ser escogidos involucra llevar una vida diferente a la que se llevaba antes y vestirse de un atuendo que nos hace personas especiales y diferentes a los demás. Hombres y mujeres que cuando Dios nos mira se siente orgulloso y dice ese es mi hijo o esa es mi hija.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.