LA IGLESIA …..CUERPO DE CRISTO II

       

En la reflexión anterior comenzamos a revisar la visión paulina de la Iglesia como el Cuerpo de Cristo.  En esa ocasión abordamos el capitulo 12 de 1 de Corintios, donde se usa la comparación de la Iglesia con el cuerpo humano, para entender la Iglesia como un órgano vivo y activo.

Otro pasaje en que el apóstol Pablo, se refiere a la Iglesia como cuerpo de Cristo es Efesios capítulo 1.

En este capítulo el Espíritu Santo enseña a través del apóstol que el cuerpo de Cristo debe estar dotado de tres importantes características provenientes de Dios.

a.-     Con Conocimiento de Dios

17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,

Contantemente las escrituras tanto en el antiguo como nuevo testamento, llaman a los creyentes a una búsqueda persistente del conocimiento de Dios. Tal vez no seria necesario profundizar en esto, pero dado que el conocimiento de Dios a menudo se asimila a un conocimiento intelectual de Dios o un actuar religioso devocional, debemos ahondar brevemente en este tópico, conscientes de que un ser infinito y supremo es imposible de conocer o entender con una mente finita como la nuestra, pero afortunadamente la Biblia contiene la revelación de Dios para con el hombre

Sabiendo que el conocimiento es la facultad del ser humano para comprender por medio de la razón la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas.

Nuestro esfuerzo por conocer a Dios debe partir por conocer en lo posible su naturaleza. Eruditos teológicos concuerdan que es posible acercarnos a un conocimiento de la naturaleza de Dios por medio de un análisis y estudio de los diferentes nombres que las escrituras dan a Dios. Los nombres como El se presente o los escritores bíblicos lo entiendan, son mucho más que una combinación de sonidos o palabras, representan su carácter revelado. Así lo conocemos como Jehová, Elohim, Shaddai, Olam.

Por otra parte, si deseamos conocer las cualidades de Dios una buena forma de hacerlo,  es a través de tratar de conocer y entender los atributos de Dios que hallamos en las santas escrituras, ya sean los que muestran lo que es en  si mismo: Dios es espíritu, Dios es infinito, Dios es uno. Los que es en su relación con el universo: Dios es omnipotente, Dios es omnipresente, Dios es Omnisciente, Dios es sabio, Dios es soberano. Los que es en relación al hombre: Dios es santo, justo, fiel, misericordioso, amor bueno.

b.-     Con esperanza en la Gloria Venidera.

18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.

A menudo en nuestro caminar en este mundo nos toca pasar por momentos difíciles producto de situaciones laborales complejas, falta de dinero, falla en las relaciones familiares, problemas delicados de salud, estos momentos que normalmente en nuestra manera de expresarnos son “pruebas de nuestra fe ben Dios”, y aunque las escrituras nos llaman a asumir con fe, confianza y entereza esas pruebas, incluso diciéndonos que debemos gozarnos en ellas. La verdad es que nos agobian y desalientan y en esa condición de desaliento y agobio espiritual, nos transformamos en fáciles presas de nuestro enemigo, por eso Pablo dice en este pasaje que la Iglesia de Cristo debe ser iluminada con el entendimiento de la esperanza a la que hemos sido llamados, la que supera largamente los momentáneos problemas en esta vida, esa esperanza sumada a la certeza de la gloria venidera, nos alientan y dan animo en el pesado camino que a veces debemos transitar.

c.-     Con Poder de Dios.

19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,

La Iglesia de Cristo es un ente espiritual, se mueve y actúa entre fuerzas espirituales y, si bien es cierto, debe interactuar con entidades y organizaciones humanas en su accionar, es eminentemente un ente espiritual. Dado que su trabajo en esferas espirituales es peligroso, pues su enemigos son fuertes y sagaces , la Iglesia debe estar dotada de poder, pero no de un poder humano producto de ejercicio físico, tampoco producto de un conocimiento intelectual, sino que ese poder debe provenir de Dios.

La Iglesia de Cristo, es el cuerpo de Cristo.

22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,

23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Y ese cuerpo debe obtener los tres componentes recién vistos y que nosotros también debemos procurar y obtener.

 

Un abrazo y bendiciones.

 

JGR

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.