EL AMOR DE DIOS NOS LIBERA DE LAS CADENAS DEL MIEDO

Las personas que me conocen saben que me gustan las películas de dibujos animados, una de ellas se llama The Crood. Grug  Crood, padre de familia de  cavernícolas , cree que el único lugar seguro es su cueva. Su lema para la familia es:” Jamás no tener miedo”. Dicho de otro modo: “Siempre tener miedo”. Pero Jesús a menudo en diferentes circunstancias les dijo a sus seguidores lo opuesto:” No teman”

Se lo repitió a Simón cuando lo llamo para que lo siguiera: “Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres” (Lucas 5:10).

Cuando se le acerco Jairo, líder de la sinagoga y cuya hija estaba muriéndose, lo calmo con palabras similares:” Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva” (Lucas 8:50).

Lucas 12 relata cuando Jesús les dice a sus discípulos que no tengan miedo, ya que Dios los cuida mas que a las aves:” No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos. (Lucas12:7)

También, después de su resurrección, les dijo a las mujeres que fueron al sepulcro:” Entonces Jesús les dijo: No temáis;” (Mateo 28:10)

El miedo es un sentimiento universal. Nos preocupan nuestros seres queridos, nuestras necesidades y el futuro incierto. Sobre todo, en estos tiempos de pandemia donde a pesar de seguir las instrucciones sanitarias que nos dan, estamos expuestos a enfermarnos nosotros o nuestros seres queridos; o que el jefe de hogar quede sin trabajo, debemos vivir confiadamente que Dios está y estará con nosotros siempre.

Hace varios años atrás estuve en la UCI con una enfermedad muy grave sin saber si iba a sobrevivir, lo único que me sostuvo y me ayudo en mis dolores físicos y angustia emocional de estar lejos de mis tres hijos que estaban muy pequeños, fue la dulce compañía de Dios que nunca me dejo. Siempre sentí su amor y sabía que si noria Él me llevaría a su lado.

¿Cómo aprendemos a tener fe? El Señor nos ha dado un fundamento sobre el cual desarrollar nuestra confianza, en Hebreos 13:5-6 dice:” No te desampararé, ni te dejaré;de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré” Que este versículo sea el cimiento sobre el cual podamos aprender a vivir sin miedo y con fe entendiendo que no estamos solos. Que Dios quiere vivir con nosotros en todo momento y lugar.

Pastora Ivonne Medrano

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.